ver post anterior ver siguiente post
enlace al web del autor
mandar correo electrónico
terremoto.net (logo)

 

Bauhaus: la forma sigue a la función.


Fotografía del edificio principal de la Bauhaus, en weimar



La célebre frase "la forma sigue a la función" (las tres F en inglés: form follows function), era uno de los principios fundamentales de todo el diseño de la Bauhaus, aunque hay quien atribuye su autoría original a Lloyd Wright o incluso al también arquitecto Louis Sullivan.

Es muy fácil oir esta frase en los círculos de diseño en los que la usabilidad es protagonista. La frase es tan bella en si misma que facilita cualquier argumento en contra de la estética en el diseño. Suele emplearse para defender la ausencia total de estética. Sin embargo, esa interpretación no es del todo acertada. Como dijo el propio Lloyd Wright en cierta ocasión: "Form follows function - that has been misunderstood. Form and function should be one."

La frase significa que la forma (sus dimensiones y apariencia) debe reflejar la función a la que el objeto sirve. El ejemplo clásico es el de la silla: si sirve para que una persona se siente, sus formas deben consistir en la combinación de superficies necesaria para garantizar el reposo del cuerpo humano. Las formas que no sirvan a esa función son superfluas.

Eso no significa, en modo alguno, que deba prescindirse de la forma, o siquiera de la ornamentación en el diseño, sino que estos sirven a un fin. Sin embargo, en un objeto de diseño (desde una cafetera hasta un interfaz digital), ambos conceptos deben ser uno, y no notarse la intervención de varias "manos" en el proceso, lo cuál es también otro de los objetivos que perseguía la Bauhaus.

Este último punto, el de la fusión de técnicas y saberes en el diseño y en el diseñador, es tan bello y tan actual que me gustaría dedicarle otro post más adelante.


1 de Jun, 2002

ver post anterior
enlace a este post
ver siguiente post

www.terremoto.net